Conéctate con nosotros

Actualidad

Se cumple un año de la injusta expulsión de las concejalas del PP del Gobierno de Almonte

El sectarismo y la intransigencia demostrada por PSOE y Mesa de Convergencia con aquella injusta medida no han hecho más que acrecentarse a lo largo de estos meses

Hasta hace un año, el PP de Almonte formaba parte del equipo de Gobierno. Fue tal día como hoy que PSOE y Mesa de Convergencia comunicaron la expulsión de las tres concejalas populares por algo tan simple como exigir el cumplimiento del código ético de los partidos a raíz del procesamiento del edil socialista José Miguel Espina por el caso Asperillo.

Sin embargo, “en lugar de ser consecuentes con las ideas que predican, PSOE y Mesa se atrincheraron tras sus respectivas poltronas y demostrando su escaso interés por la pluralidad y su poco cariño a la democracia, decidieron atajar la cuestión eliminando de la ecuación al factor `molesto”, ha recordado el presidente del PP de Almonte, Miguel Ángel Jiménez, quien lamenta no sólo aquel episodio “tremendamente injusto y humillante para tres concejalas tan comprometidas con su trabajo por el pueblo” sino también los derroteros que, desde la salida del PP del equipo de Gobierno, ha tomado la gestión municipal.

“Cabe recordar que PSOE y Mesa no sólo no admitieron ante los ciudadanos que se negaban a cumplir el código ético” con la salida de Espina Bejarano del equipo de Gobierno, como habría sido preceptivo tras su procesamiento por delitos contra el medio ambiente y prevaricación, sino que además “usaron una excusa tan vil como afirmar ante la opinión pública que las concejalas eran expulsadas porque no trabajaban”, una “falsedad” que, por otro lado, “no se creyó nadie”.

Aquello no fue más que una pequeña muestra de lo que estaba por venir, del “auténtico talante que están demostrando día a día estos señores que con sus actos manchan el nombre de la política y de lo que debería ser la vocación de servicio público”. La maniobra para aprobar por la tremenda el convenio de la depuradora de Matalascañas, con un Pleno convocado con tan sólo 20 minutos de antelación a sabiendas de que así no podrían estar los concejales de la oposición, la imposición de unos presupuestos que se han negado a negociar de forma seria o el trato despectivo que dispensan al resto de ediles quienes se sientan en la presidencia del Pleno son sólo algunos ejemplos.

Pero lo más preocupante es “la inestabilidad y el desprestigio a los que están condenando a una institución de la importancia del Ayuntamiento de Almonte”, el gestor de los destinos de uno de los pueblos más importantes de Andalucía que, “ahora mismo y con estos ediles en el poder, sólo puede aspirar a la crispación y la incertidumbre”. 

Por último, Miguel Ángel Jiménez ha querido agradecer a las tres concejalas el que, “a pesar de los sinsabores y del trato tan grosero que recibieron hace un año y en otras ocasiones durante estos meses, sigan al pie del cañón defendiendo los valores democráticos, la pluralidad, la eficacia y el compromiso”, con un discurso serio y constructivo “del que muchos deberían tomar buena nota”.

Actualidad

EL AYTO. DE ALMONTE PIERDE MÁS DE UN MILLÓN DE EUROS DE FONDOS EUROPEOS

Los populares almonteños denuncian que el gobierno de Francisco Bella esté centrado en subir impuestos mientras deja escapar cientos de miles de euros destinados al empleo

Miguel Ángel Jiménez, portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Almonte, ha lanzado una crítica contundente contra el equipo de gobierno de la localidad, liderado por Francisco Bella, por su «negligencia y mala praxis», que ha resultado en la pérdida de más de un millón de euros en fondos europeos destinados a fomentar el empleo en el municipio.

Los populares almonteños han criticado la celeridad y eficiencia de Ilusiona en la implementación de aumentos de impuestos y nuevas tasas municipales, afectando significativamente a las familias almonteñas. «En un momento en que nuestros ciudadanos enfrentan desafíos económicos, el equipo de Gobierno ha demostrado una habilidad sin precedentes para extraer dinero de sus bolsillos, aumentando impuestos y tasas en todos los frentes. Sin embargo, muestran una incapacidad alarmante para aprovechar los recursos que la Unión Europea pone a disposición de nuestra localidad para mejorar el bienestar de nuestros vecinos», afirma Jiménez.

Según el Partido Popular, este contraste entre la agilidad para incrementar la carga fiscal sobre los ciudadanos y la inacción frente a oportunidades de financiación europea pone en evidencia un desgobierno que afecta directamente el desarrollo económico y social de Almonte. «Perder más de un millón de euros en fondos europeos para el empleo es más que una cifra; representa oportunidades reales de mejora en la vida de nuestros vecinos que han sido desperdiciadas por un Gobierno que tiene sumido al Ayuntamiento en un auténtico caos», ha subrayado su portavoz.

La denuncia resalta la ironía de un gobierno local que, por un lado, argumenta la creación de empleo como justificación para medidas recaudatorias como la zona azul, mientras que, por otro lado, desaprovecha los Planes Integrales de Empleo de la Unión Europea y los Fondos para el Empleo de la Consejería de la Junta de Andalucía. «Es un claro ejemplo de cómo no se están priorizando las necesidades reales de los almonteños. Mientras se apresuran a instalar parquímetros, se dejan escapar millones de euros que podrían financiar proyectos de empleo y desarrollo económico», indicó Miguel Ángel Jiménez.

El Partido Popular de Almonte ha instado al equipo de Gobierno a rectificar su enfoque, priorizando la captación de fondos y recursos que puedan tener un impacto directo y positivo en la vida de los ciudadanos. «Es imperativo un cambio de dirección. El gobierno de Francisco Bella debe enfocarse en atraer inversiones y aprovechar todos los recursos disponibles para el beneficio de nuestros ciudadanos, en lugar de imponerles más cargas financieras«, ha concluido el portavoz de los populares almonteños.

El Grupo Municipal del Partido Popular se ha comprometido a seguir exigiendo transparencia, eficacia y responsabilidad en la gestión municipal, velando por los intereses y el bienestar de los vecinos de la localidad. 

Sigue leyendo

Actualidad

ILUSIONA PONE EN PELIGRO LA SEGURIDAD CON LA REDUCCIÓN DE UN 40% DE LA PRESENCIA POLICIAL

En medio de un aumento de robos y controversias en la gestión, el portavoz del PP insta a una revisión urgente de las políticas de seguridad y a un refuerzo inmediato de los efectivos

El Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Almonte ha manifestado su creciente inquietud por la crítica situación de seguridad ciudadana que azota al municipio. Han responsabilizado directamente al equipo de Gobierno de Ilusiona – bajo la batuta de Francisco Bella -, poniendo especial énfasis en la “nefasta gestión” de Ana Saavedra, actual concejala de seguridad ciudadana.

Miguel Ángel Jiménez, portavoz de los populares almonteños, califica el escenario de preocupante, ya que “desde el inicio de la legislatura estamos presenciando como el Gobierno de la localidad ha optado por una estrategia de confrontación con la Policía Local que ha generado una tensión insostenible y una serie de acciones disciplinarias infundadas contra los agentes, perjudicando así el servicio que merecen nuestros ciudadanos».

Jiménez ha subrayado que la renuncia del jefe de la Policía Local tras la Navidad es una clara señal de que “este cuerpo está siendo dirigido por criterios políticos y no profesionales o policiales”, un hecho que considera “alarmante, puesto que demuestra cómo el actual equipo de Gobierno está anteponiendo intereses partidistas sobre el bienestar de los ciudadanos”. El popular también ha lamentado la drástica disminución de casi un 40% de la presencia policial en las calles, una decisión que “compromete la convivencia pacífica en Almonte, sobre todo en momentos donde se esperan eventos de gran envergadura como las peregrinaciones a El Rocío de las filiales más multitudinarias y el aumento sustancial de población que sufre el municipio con el inicio de la campaña de recolección de berries”.

El concejal almonteño también ha resaltado la oleada de robos en Matalascañas, un fenómeno que atribuye a “la falta de vigilancia y ausencia de agentes y patrullas, un problema que también afecta a El Rocío, dejando a estos núcleos urbanos la mayor parte de los días en una situación de vulnerabilidad y para la que el equipo de Gobierno no ofrece ninguna solución”.

Jiménez ha criticado duramente la gestión de Ana Saavedra y ha señalado “la más que cuestionable hoja de servicios de la concejala de seguridad ciudadana, que a todos estos despropósitos suma el bochornoso incidente del autobús escolar, puesto en marcha por ella y precintado por su propia Policía Local al no cumplir con la normativa vigente y el desmentido reciente de la Asociación de Empresarios respecto a la implementación de la zona azul, contradiciendo sus afirmaciones de que la medida se adoptaba a petición de los comerciantes”.

«Nuestros ciudadanos merecen un entorno seguro y concejales que no les mientan. Es esencial tomar medidas inmediatas para rectificar esta situación insostenible y garantizar la seguridad y el bienestar de todos los almonteños y visitantes», concluyó Miguel Ángel Jiménez. El portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular de Almonte ha concluido instando al equipo de gobierno a “reevaluar su enfoque en materia de seguridad y a tomar acciones efectivas para resolver esta crisis que afecta a todos los núcleos de población del municipio”.

Sigue leyendo

Actualidad

INDIGNACIÓN POR LAS MENTIRAS DE LA CONCEJAL DE SEGURIDAD CIUDADANA SOBRE LA ZONA AZUL

Los populares denuncian que se ha procedido a la instalación de los parquímetros y a la fijación de precios y bonos sin un marco regulatorio, al no existir una ordenanza municipal que de cobertura al servicio

El Partido Popular de Almonte, ha expresado su profunda preocupación por la reciente implementación de la zona azul en la localidad, una medida envuelta en lo que describen como una «maraña de irregularidades y desinformación» por parte del equipo de gobierno de ILUSIONA.

Una polémica que se ha intensificado tras las declaraciones de la concejala Ana Saavedra, quien afirmó en las redes sociales del Ayuntamiento que la instalación de la zona azul fue “a petición de los comerciantes y empresarios de Almonte”, afirmación que ha sido desmentida por la Asociación de Empresarios de la localidad, que ha negado haber sido consultada o informada sobre tal decisión.

El portavoz del Partido Popular, Miguel Ángel Jiménez, ha cuestionado la legitimidad de la implementación de la zona azul, señalando una serie de preocupaciones: «La instalación de parquímetros en nuestra localidad ha generado una alarma legítima entre los ciudadanos. No solo por la ausencia de una ordenanza municipal que respalde este tipo de servicio, sino también por la aparición de tarifas preestablecidas en dichos dispositivos sin el aval de un informe económico de la Intervención Municipal.»

Jiménez también señaló la confusión en torno a la gestión de la zona azul, preguntándose cómo se ha encomendado esta tarea a la empresa pública EMILAD sin un marco regulatorio claro y sin una decisión del Consejo de Administración de la empresa. «Esta falta de claridad y procedimiento adecuado no solo cuestiona la validez de la medida sino que también socava la confianza de los ciudadanos en un Gobierno que no para de mentir,» agregó Jiménez.

La falta de regulación sobre los bonos anunciados por la concejala de Seguridad Ciudadana y la ausencia de una comunicación transparente y verificable con los empresarios locales sobre la puesta en marcha de la zona azul son otras de las cuestiones que han elevado la inquietud entre los almonteños.

«La prisa con la que se ha implementado esta medida, sumada a la falta de un soporte legal y consultivo sólido, no solo es alarmante, sino que también refleja una gestión que parece estar más interesada en la recaudación que en el bienestar y la opinión del tejido social de la localidad,» señaló Jiménez.

El Partido Popular de Almonte insta al equipo de gobierno a abordar estas inquietudes de manera transparente y a priorizar el diálogo y la participación ciudadana en la toma de decisiones. «Almonte merece una gestión que se base en la legalidad, la transparencia y el respeto por las necesidades y la voz de sus ciudadanos y sobre todo merece un gobierno que no les mienta«, concluyó el portavoz popular.

Sigue leyendo

Actualidad