Conéctate con nosotros

Partido Popular Almonte

El PP de Almonte pide altura de miras a José Miguel Espina Bejarano y exige su dimisión ante la extrema gravedad de su procesamiento por el «Caso Asperillo»

Para los populares, es incuestionable que José Miguel Espina Bejarano debe entregar de forma inmediata su dimisión y su acta para dirimir este proceso penal y defender su presunción de inocencia al margen de la representación institucional y el cargo como gestor público que ocupa

Los populares almonteños recuerdan al PSOE que, en su código ético, el ejercicio de un cargo público es incompatible con un procesamiento, en este caso penal, por un presunto delito medioambiental y de prevaricación

El Partido Popular de Almonte, parte del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de la localidad junto con Mesa de Convergencia y PSOE, ha recibido con disgusto el procesamiento de José Miguel Espina Bejarano, actual primer teniente de alcalde de la villa, por delito medioambiental por los daños causados en el Médano del Asperillo en el verano de 2019. A Espina, además se le imputa un presunto delito de prevaricación. Por ambos, la Fiscalía solicita para el concejal cuatro años de prisión y 15 de inhabilitación para el ejercicio de un cargo público, algo de extrema gravedad que requiere de una reacción inmediata y a la altura de las circunstancias por parte del concejal y del propio PSOE. 

Para los populares, es incuestionable que José Miguel Espina Bejarano debe entregar de forma inmediata su dimisión y su acta para dirimir este proceso penal y defender su presunción de inocencia al margen de la representación institucional y el cargo como gestor público que ocupa. Es más, el PP de Almonte creía que, en un gesto de dignidad y de integridad política, el concejal procedería a comunicar su renuncia y a hacer entrega de su acta durante la celebración del Pleno Extraordinario de ayer, y no comportarse como si no pasara absolutamente nada, como ocurrió realmente.

Pero es que, además, el propio PSOE, como tantas veces se ha encargado de recordar, recoge en su código ético interno la obligación de dimitir en cuanto un cargo del partido tenga noticia de la apertura de una causa oral por delito penal contra su persona. Circunstancia esta en la que nos encontramos.

Este código, que no es de dominio exclusivo del PSOE, sino un ejercicio de honestidad y transparencia que ostentan otros partidos como el PP, ya ha sido aplicado con antelación por los populares, sin tener ni remota comparación con la causa a la que se enfrenta Espina Bejarano. Así, el Partido Popular de Almonte, en lo que va de legislatura, ha puesto de manifiesto con claridad cuál es su apuesta por los valores de la honestidad, de la transparencia y de la honorabilidad de sus cargos“pues entendemos la ética como condición indispensable para el servicio público”. Así, hace pocos meses, el concejal de Seguridad Ciudadana, Manuel Ángel Fernández, presentó su dimisión voluntaria e irrevocable por una cuestión que ni si quiera atendió a cuestiones jurídicas si no morales, demostrando de este modo no sólo el reconocimiento de su falta, sino la aceptación de su responsabilidad.

Por tanto, le pedimos al PSOE que, atendiendo a la gravedad de los cargos y la situación en la que esto coloca al primer teniente de alcalde de nuestro Consistorio, dé un paso de responsabilidad inmediato para que el Ayuntamiento de Almonte pueda seguir con absoluta normalidad su gestión en el día a día sin asuntos que puedan intoxicar la imagen del conjunto del equipo de Gobierno. 

Asimismo, deseamos a José Miguel Espina Bejarano que pueda defender su causa desde el ámbito personal con todas las garantías y discreción necesarias.

Actualidad

Los vecinos del Macarena entregan al PP más de 1.000 firmas en apoyo a la apertura de un acceso alternativo para el residencial

Más de un centenar de propietarios han acudido al acto para mostrar su respaldo y exigir una solución inmediata al aislamiento y la peligrosidad que padecen desde hace décadas

firmas-macarena-entrega
Vecinos del Macarena entregan las firmas de apoyo a la propuesta presentada por el PP de Almonte
  • Las firmas serán adjuntadas a la moción que el PP presentará en el próximo Pleno

Más de 1.000 firmas han recogido los vecinos del residencial Macarena Club, situado en el sector K de Matalascañas, para mostrar así su apoyo a una demanda histórica de esta comunidad: que se abra de inmediato el acceso alternativo a la urbanización que linda con el campo de golf y que fue ocupado y clausurado de forma irregular por uno de los propietarios. Los documentos con las más de 1.000 firmas han sido entregados por el presidente de la comunidad, Helenio Piñero, al presidente del PP de Almonte, Miguel Ángel Jiménez, que ha acudido acompañado por la concejala popular y portavoz en el Ayto. de Almonte, Rocío Martínez. El PP adjuntará las firmas a la moción que presentará en el próximo Pleno del Ayuntamiento almonteño.

El acto de entrega se ha celebrado en el único acceso alternativo con el que contaba esta urbanización. Un terreno público que linda con el campo de golf y que en este momento y desde hace más de 20 años permanece vallado impidiendo el paso de las personas, a pesar de existir un acuerdo del Consistorio almonteño que data de 2003 y que instaba al vecino a liberar dicho acceso y una sentencia del TSJA de 2008 que respalda esta orden que nunca jamás ha llegado a cumplirse, amén de estar recogido en el PGOU como vía de evacuación natural de la urbanización.

Helenio Piñero ha agradecido al Partido Popular su apoyo a las reivindicaciones de los vecinos, “que entendemos que son justas y llevamos muchos años esperando”. “A ver si de una vez el Ayuntamiento nos atiende y cumple por lo menos la sentencia, que dice claramente que esto es una vía pública y un paso peatonal para todos los propietarios del sector K”. 

El presidente del PP de Almonte, Miguel Ángel Jiménez, ha agradecido la presencia de los vecinos y “la confianza que han depositado en los populares para llevar adelante una reivindicación que creemos que es justa”. “Hay todo un sector, el K, que aglutina unas 400 viviendas, pero especialmente el residencial Macarena, que agrupa 187 viviendas directamente afectadas cuyos propietarios viven con preocupación el problema de accesibilidad de la urbanización”. Y es que el residencial, en este momento, sólo cuenta con un acceso de entrada y/o salida, “lo que comporta un enorme riesgo para los vecinos en caso de que ocurra una situación de emergencia”, ha explicado Jiménez, quien ha recalcado que en este momento el residencial es “una auténtica ratonera”.

Los vecinos acudieron en 2003 al Ayuntamiento de Almonte, que les dio la razón hasta en dos acuerdos de Junta de Gobierno. Los acuerdos no decían más que había que abrir el acceso hoy tapiado para dar una vía de salida a la urbanización. Sin embargo, fueron recurridos por el particular que ocupa esta vía y esto dio lugar a una sentencia del TSJA de 2008 que vino a respaldar las demandas de los vecinos que, 20 años después han contactado con el Partido Popular de Almonte para trasladarle su preocupación.

Los miembros del PP, por su parte, escucharon a los vecinos, visitaron la zona para conocer de primera mano la situación y se comprometieron a presentar una propuesta que se debatirá en septiembre y que está avalada por esas más de 1.000 firmas recogidas por los vecinos de forma espontánea.

Precisamente en el acto de hoy han estado presentes más de un centenar de personas que han querido mostrar así su respaldo al presidente de su comunidad, Helenio Piñero, y a los miembros del PP de Almonte, al tiempo que les han agradecido su compromiso y les han pedido que perseveren hasta que se dé solución a su problemática. La presencia de tan alto número de vecinos demuestra que “esto no es una locura de cuatro, sino algo que venimos reivindicando desde hace muchos años, porque no sólo es justo sino perentorio: necesitamos una vía de escape para que, en caso de que se produzca alguna incidencia, podamos salir por aquí”, ha insistido Piñero.

Sigue leyendo

Actualidad

Se cumple un año de la injusta expulsión de las concejalas del PP del Gobierno de Almonte

El sectarismo y la intransigencia demostrada por PSOE y Mesa de Convergencia con aquella injusta medida no han hecho más que acrecentarse a lo largo de estos meses

Hasta hace un año, el PP de Almonte formaba parte del equipo de Gobierno. Fue tal día como hoy que PSOE y Mesa de Convergencia comunicaron la expulsión de las tres concejalas populares por algo tan simple como exigir el cumplimiento del código ético de los partidos a raíz del procesamiento del edil socialista José Miguel Espina por el caso Asperillo.

Sin embargo, “en lugar de ser consecuentes con las ideas que predican, PSOE y Mesa se atrincheraron tras sus respectivas poltronas y demostrando su escaso interés por la pluralidad y su poco cariño a la democracia, decidieron atajar la cuestión eliminando de la ecuación al factor `molesto”, ha recordado el presidente del PP de Almonte, Miguel Ángel Jiménez, quien lamenta no sólo aquel episodio “tremendamente injusto y humillante para tres concejalas tan comprometidas con su trabajo por el pueblo” sino también los derroteros que, desde la salida del PP del equipo de Gobierno, ha tomado la gestión municipal.

“Cabe recordar que PSOE y Mesa no sólo no admitieron ante los ciudadanos que se negaban a cumplir el código ético” con la salida de Espina Bejarano del equipo de Gobierno, como habría sido preceptivo tras su procesamiento por delitos contra el medio ambiente y prevaricación, sino que además “usaron una excusa tan vil como afirmar ante la opinión pública que las concejalas eran expulsadas porque no trabajaban”, una “falsedad” que, por otro lado, “no se creyó nadie”.

Aquello no fue más que una pequeña muestra de lo que estaba por venir, del “auténtico talante que están demostrando día a día estos señores que con sus actos manchan el nombre de la política y de lo que debería ser la vocación de servicio público”. La maniobra para aprobar por la tremenda el convenio de la depuradora de Matalascañas, con un Pleno convocado con tan sólo 20 minutos de antelación a sabiendas de que así no podrían estar los concejales de la oposición, la imposición de unos presupuestos que se han negado a negociar de forma seria o el trato despectivo que dispensan al resto de ediles quienes se sientan en la presidencia del Pleno son sólo algunos ejemplos.

Pero lo más preocupante es “la inestabilidad y el desprestigio a los que están condenando a una institución de la importancia del Ayuntamiento de Almonte”, el gestor de los destinos de uno de los pueblos más importantes de Andalucía que, “ahora mismo y con estos ediles en el poder, sólo puede aspirar a la crispación y la incertidumbre”. 

Por último, Miguel Ángel Jiménez ha querido agradecer a las tres concejalas el que, “a pesar de los sinsabores y del trato tan grosero que recibieron hace un año y en otras ocasiones durante estos meses, sigan al pie del cañón defendiendo los valores democráticos, la pluralidad, la eficacia y el compromiso”, con un discurso serio y constructivo “del que muchos deberían tomar buena nota”.

Sigue leyendo

Actualidad

El PP de Almonte exige al Gobierno de Pedro Sánchez que autorice el uso de tratamientos pre-siembra y pre-plantación para los frutos rojos

Los populares almonteños exigen al Gobierno de Sánchez que deje de boicotear al sector de los frutos rojos, “pilar fundamental de la economía de nuestro municipio, de nuestra comarca y de nuestra provincia y sector vanguardista y pionero en sostenibilidad, investigación y desarrollo”.

presidente-pp-almonte
  • El grupo municipal apoya la moción de Independientes y considera la negativa del Ejecutivo a conceder el uso excepcional de productos fungicidas y nematicidas como un nuevo intento de boicotear al sector

Huelva es el principal productor de frutos rojos de España, de Europa y uno de los más importantes del mundo. Genera riqueza y empleo –unos 125.000 entre directos e indirectos-, y sostiene la economía de muchos pueblos de la provincia, incluido Almonte. Sin embargo, el cultivo de estos frutos de primor, sumamente delicado en todas sus fases, precisa de una serie de tratamientos pre-siembra y pre-plantación – es decir, en los viveros y más tarde en los terrenos onubenses en los que se ubican los plantones que llegan de esos viveros de altura situados en Castilla y León.

Esto es así debido en buena parte al clima que impera en la zona, un clima atlántico húmedo que favorece la proliferación de hongos y nematodos que afectan a la raíz de la planta. Si no se garantiza un estado sanitario óptimo de los suelos, la producción podría reducirse drásticamente como consecuencia de la afección de las enfermedades producidas por esos hongos y nematodos.  

“Tal y como advierten organizaciones como Freshuelva o Asaja-Huelva, muchos agricultores están planteándose la posibilidad de instalarse en Portugal, donde los tratamientos pre-plantación están autorizados bajo el mismo Reglamento Comunitario 1107/2009, mientras aquí se deniegan”, explica el presidente del PP de Almonte, Miguel Ángel Jiménez. “No se entiende, porque el Gobierno de Pedro Sánchez tampoco da explicaciones, por qué se prohíbe a nuestro sector algo que se permite hacer unos kilómetros más al norte, sin ir más lejos, en Extremadura, donde sí se ha autorizado la excepcionalidad para el cultivo del tabaco”.

“En Europa, Portugal, Grecia e Italia también están autorizadas a usar estos tratamientos, dándose la circunstancia de que, para colmo, son competidores directos de nuestra provincia en lo que a producción de frutos rojos se refiere” por lo que “no nos queda más remedio que sospechar que el Ejecutivo está usando una nueva estrategia para debilitar a un sector por el que lleva tiempo demostrando una animadversión escandalosa”.

Prueba de ello son las campañas de inspección “a las que se somete a nuestros agricultores, que ningún otro sector padece, y que parecen más una persecución que interés objetivo por comprobar el buen funcionamiento laboral del mismo”, o la dilatación injustificada de los proyectos de suministro de agua superficial a la zona del Condado, “cuando saben perfectamente que sin esa agua los cultivos no son posibles y que la cuestión del agua no sólo afecta en materia agrícola, sino también a nivel de prestigio en los mercados europeos, espoleados por el lobby ecologista, algo que el Gobierno parece no sólo apoyar sino incluso disfrutar”.

Por todo ello, porque considera de justicia que los agricultores de los frutos rojos puedan producir en igualdad de condiciones que otros profesionales de España y de Europa, y porque no hay justificación alguna para prohibir aquí lo que a otros se permite en tanto no haya una alternativa viable a los tratamientos mencionados, el PP de Almonte apoya la moción presentada por Independientes, se une a sus peticiones y exige al Gobierno de Sánchez que deje de boicotear al sector de los frutos rojos, “pilar fundamental de la economía de nuestro municipio, de nuestra comarca y de nuestra provincia y sector vanguardista y pionero en sostenibilidad, investigación y desarrollo”.

Sigue leyendo

Actualidad