Conéctate con nosotros

Partido Popular Almonte

Comunicado ante la expulsión de las concejalas del PP del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Almonte

A partir de ahora, el PP de Almonte seguirá cumpliendo con su deber y con la encomienda de sus electores, de forma independiente y totalmente autónoma, como ha venido haciendo hasta ahora, en conciencia y en línea con su hoja de ruta y sus premisas ideológicas, trabajando por el presente y el futuro de Almonte aunque ahora, desde la oposición.

La decisión de la alcaldesa de Almonte, Rocío del Mar Castellano, se produce como consecuencia de la exigencia de los populares de que el concejal del PSOE imputado por el caso Asperillo cumpla con el código ético no sólo de su partido sino de las tres organizaciones que formaban la coalición. Esto es, el concejal debía dimitir o ser retiradas sus competencias por estar inmerso en un proceso judicial por dos presuntos delitos de suma gravedad: atentado contra el medio ambiente y prevaricación.

Las concejalas del PP han transmitido en todo momento y en cuantas reuniones se han producido en el seno del equipo de Gobierno, la necesidad de que José Miguel Espina Bejarano abandonara su cargo mientras se esclarece su situación procesal, para evitar enturbiar así el buen funcionamiento y que no se empañe el nombre de la institución de todos los almonteños.

Lo mismo pidió la formación de la alcaldesa, Rocío del Mar Castellano, que más tarde, tras una reunión con el PSOE en su despacho de alcaldía, a la que no se permitió la entrada del PP, cambió completamente de opinión por motivos que los populares desconocen y, desde luego, no podrían compartir ni comprenden.

Así las cosas, las concejalas comunicaron al resto del equipo de Gobierno que, mientras no se tomaran las medidas recogidas en el código ético de las tres formaciones respecto a José Miguel Espina Bejarano, no volverían a asistir a sesión plenaria alguna. Por ello, y tal y como habían avisado con antelación, las concejalas no asistieron el último Pleno Ordinario.

A todo esto hay que añadir que el líder de la oposición, Francisco Bella Galán, afirmó públicamente, en la última asamblea de su formación, Ilusiona, que José Miguel Espina Bejarano (PSOE) y otros miembros del partido socialista habían establecido contacto con él con el fin de derrocar a la alcaldesa y terminar con el actual pacto de Gobierno a favor de una hipotética unión PSOE-Ilusiona, algo que el PSOE en ningún momento ha desmentido.

El pasado viernes, las concejalas populares fueron convocadas a una reunión de urgencia en la que la alcaldesa, Rocío del Mar Castellano, les dio a elegir entre salir voluntariamente del equipo de Gobierno y conservar así la secretaría de grupo con la que cuentan todos los partidos del consistorio o ser expulsadas y despojadas de sus competencias y perder también esta secretaría. Ante esta tesitura, que las concejalas y el PP consideran un chantaje claro, las concejalas no dudaron en señalar a la alcaldesa que, si ese era su deseo, las expulsara ella misma, ya que ninguna de las ediles entiende que tengan que salir por su propia voluntad sin haber cometido falta alguna y desde luego, no sienten apego alguno por el sillón municipal, algo que es obvio que no pueden asegurar ni PSOE ni Mesa de Convergencia a juzgar por su comportamiento.

Así las cosas, en el día de hoy, la alcaldesa ha firmado el Decreto de Alcaldía por el que se revocan “expresamente los nombramientos y delegaciones efectuados en las resoluciones de alcaldía respecto a doña Rocío Martínez Núñez, doña Icíar Azabal Delgado y doña Inmaculada Pérez Cáceres”.

La alcaldesa de Almonte ha decidido expulsar a las concejalas cumplidoras, honradas, honestas, leales y sin tacha, eso sí, del PP, para conservar al concejal socialista procesado, sobre el que pesa una petición de condena de cuatro años de cárcel y 15 de inhabilitación, atendiendo solo a criterios partidistas y sin pensar en el bienestar de los ciudadanos de Almonte. 

Para el PP almonteño este comportamiento es inaudito y totalmente injusto, muestra de una soberbia insoportable e intolerable para la máxima responsable de un municipio del peso de Almonte. El chantaje, las amenazas y el maltrato que han soportado las concejalas populares en los últimos días no se pueden consentir, como tampoco debe ser ignorado que estas concejalas han sido “castigadas” por exigir un comportamiento limpio y ejemplar dentro del equipo de Gobierno, como no puede ser de otra manera.

A partir de ahora, el PP de Almonte seguirá cumpliendo con su deber y con la encomienda de sus electores, de forma independiente y totalmente autónoma, como ha venido haciendo hasta ahora, en conciencia y en línea con su hoja de ruta y sus premisas ideológicas, trabajando por el presente y el futuro de Almonte aunque ahora, desde la oposición.

Actualidad

El PP de Almonte no secundará pactos de investidura en caso de que no haya mayoría absoluta en las municipales de mayo

“No vamos a pactar, porque el pacto ha devenido en un auténtico error, ya lo hemos reconocido en varias ocasiones”, ha zanjado con rotundidad y sin dejar espacio a la especulación

  • El candidato del PP, Miguel Ángel Jiménez, ha animado a la ciudadanía almonteña a afrontar “un futuro lleno de esperanza de la mano del PP” y “dejar atrás un pasado de oscuridad, enchufismo, despilfarro y mentiras”

Miguel Ángel Jiménez, candidato del Partido Popular de Almonte a las próximas elecciones municipales, ha garantizado públicamente en una entrevista realizada en Doñana Comunicación, que los concejales del PP que surjan de la cita electoral del 28 de mayo sólo votarán a su candidato en el Pleno de investidura. Jiménez ha sido tajante: “Llevo meses pidiéndole a la gente que no cometa dos veces el mismo error”, ha afirmado en referencia a las promesas de ex alcalde Francisco Bella. “En este pueblo hubo quien tuvo una oportunidad cargada de dinero y de inversiones y la malogró, y la nueva oportunidad tiene que pasar por las manos de otra persona, no de esa, porque estaríamos votando al bombero pirómano, que nos dice que nos va a sacar del atolladero en el que nos metió, con las mismas fórmulas caducas que nos trajeron aquí”, ha explicado.

En este sentido, el candidato Popular asume que “no sería un buen candidato, ni un buen presidente, ni un buen representante público, si yo no me aplicara lo que le estoy pidiendo a los ciudadanos”, y ha proseguido garantizando que “el PP, saque los concejales que saque, va a votar al candidato Popular, sea cual sea el resultado”, al tiempo que ha asegurado estar convencido de que el Partido Popular de Almonte ganará las próximas municipales

Miguel Ángel Jiménez ha querido así despejar cualquier duda infundada por parte de personas interesadas acerca de cuáles son las intenciones de los Populares en el caso de que no se produzca una mayoría absoluta. “No vamos a pactar, porque el pacto ha devenido en un auténtico error, ya lo hemos reconocido en varias ocasiones”, ha zanjado con rotundidad y sin dejar espacio a la especulación. “Mi palabra es esa: el PP se presenta para que el alcalde de Almonte sea el candidato del PP, y cuando llegue el Pleno de Investidura 15 días después del 28 de mayo, los concejales del PP van a votar al candidato del PP”, ha recalcado. 

Ante este escenario, “los ciudadanos tienen dos opciones: anclarse en un pasado lleno de oscuridad, de enchufismo, de despilfarro, de mentiras, o tienen la oportunidad de pasar página de una vez, y mirar al futuro con esperanza de la mano del PP de Almonte, que tiene entre sus principales aliados a Juanma Moreno y a Alberto Núñez Feijóo”, un equipo que “está demostrando que está a disposición de los ciudadanos, escuchando y solucionando sus problemas desde la moderación, sin aspavientos y con rigor”, que “trabaja por los ciudadanos, porque queremos construir un Almonte entre todos”, ha terminado el candidato del PP Miguel Ángel Jiménez.

Sigue leyendo

Actualidad

Los vecinos del Macarena entregan al PP más de 1.000 firmas en apoyo a la apertura de un acceso alternativo para el residencial

Más de un centenar de propietarios han acudido al acto para mostrar su respaldo y exigir una solución inmediata al aislamiento y la peligrosidad que padecen desde hace décadas

firmas-macarena-entrega
Vecinos del Macarena entregan las firmas de apoyo a la propuesta presentada por el PP de Almonte
  • Las firmas serán adjuntadas a la moción que el PP presentará en el próximo Pleno

Más de 1.000 firmas han recogido los vecinos del residencial Macarena Club, situado en el sector K de Matalascañas, para mostrar así su apoyo a una demanda histórica de esta comunidad: que se abra de inmediato el acceso alternativo a la urbanización que linda con el campo de golf y que fue ocupado y clausurado de forma irregular por uno de los propietarios. Los documentos con las más de 1.000 firmas han sido entregados por el presidente de la comunidad, Helenio Piñero, al presidente del PP de Almonte, Miguel Ángel Jiménez, que ha acudido acompañado por la concejala popular y portavoz en el Ayto. de Almonte, Rocío Martínez. El PP adjuntará las firmas a la moción que presentará en el próximo Pleno del Ayuntamiento almonteño.

El acto de entrega se ha celebrado en el único acceso alternativo con el que contaba esta urbanización. Un terreno público que linda con el campo de golf y que en este momento y desde hace más de 20 años permanece vallado impidiendo el paso de las personas, a pesar de existir un acuerdo del Consistorio almonteño que data de 2003 y que instaba al vecino a liberar dicho acceso y una sentencia del TSJA de 2008 que respalda esta orden que nunca jamás ha llegado a cumplirse, amén de estar recogido en el PGOU como vía de evacuación natural de la urbanización.

Helenio Piñero ha agradecido al Partido Popular su apoyo a las reivindicaciones de los vecinos, “que entendemos que son justas y llevamos muchos años esperando”. “A ver si de una vez el Ayuntamiento nos atiende y cumple por lo menos la sentencia, que dice claramente que esto es una vía pública y un paso peatonal para todos los propietarios del sector K”. 

El presidente del PP de Almonte, Miguel Ángel Jiménez, ha agradecido la presencia de los vecinos y “la confianza que han depositado en los populares para llevar adelante una reivindicación que creemos que es justa”. “Hay todo un sector, el K, que aglutina unas 400 viviendas, pero especialmente el residencial Macarena, que agrupa 187 viviendas directamente afectadas cuyos propietarios viven con preocupación el problema de accesibilidad de la urbanización”. Y es que el residencial, en este momento, sólo cuenta con un acceso de entrada y/o salida, “lo que comporta un enorme riesgo para los vecinos en caso de que ocurra una situación de emergencia”, ha explicado Jiménez, quien ha recalcado que en este momento el residencial es “una auténtica ratonera”.

Los vecinos acudieron en 2003 al Ayuntamiento de Almonte, que les dio la razón hasta en dos acuerdos de Junta de Gobierno. Los acuerdos no decían más que había que abrir el acceso hoy tapiado para dar una vía de salida a la urbanización. Sin embargo, fueron recurridos por el particular que ocupa esta vía y esto dio lugar a una sentencia del TSJA de 2008 que vino a respaldar las demandas de los vecinos que, 20 años después han contactado con el Partido Popular de Almonte para trasladarle su preocupación.

Los miembros del PP, por su parte, escucharon a los vecinos, visitaron la zona para conocer de primera mano la situación y se comprometieron a presentar una propuesta que se debatirá en septiembre y que está avalada por esas más de 1.000 firmas recogidas por los vecinos de forma espontánea.

Precisamente en el acto de hoy han estado presentes más de un centenar de personas que han querido mostrar así su respaldo al presidente de su comunidad, Helenio Piñero, y a los miembros del PP de Almonte, al tiempo que les han agradecido su compromiso y les han pedido que perseveren hasta que se dé solución a su problemática. La presencia de tan alto número de vecinos demuestra que “esto no es una locura de cuatro, sino algo que venimos reivindicando desde hace muchos años, porque no sólo es justo sino perentorio: necesitamos una vía de escape para que, en caso de que se produzca alguna incidencia, podamos salir por aquí”, ha insistido Piñero.

Sigue leyendo

Actualidad

Se cumple un año de la injusta expulsión de las concejalas del PP del Gobierno de Almonte

El sectarismo y la intransigencia demostrada por PSOE y Mesa de Convergencia con aquella injusta medida no han hecho más que acrecentarse a lo largo de estos meses

Hasta hace un año, el PP de Almonte formaba parte del equipo de Gobierno. Fue tal día como hoy que PSOE y Mesa de Convergencia comunicaron la expulsión de las tres concejalas populares por algo tan simple como exigir el cumplimiento del código ético de los partidos a raíz del procesamiento del edil socialista José Miguel Espina por el caso Asperillo.

Sin embargo, “en lugar de ser consecuentes con las ideas que predican, PSOE y Mesa se atrincheraron tras sus respectivas poltronas y demostrando su escaso interés por la pluralidad y su poco cariño a la democracia, decidieron atajar la cuestión eliminando de la ecuación al factor `molesto”, ha recordado el presidente del PP de Almonte, Miguel Ángel Jiménez, quien lamenta no sólo aquel episodio “tremendamente injusto y humillante para tres concejalas tan comprometidas con su trabajo por el pueblo” sino también los derroteros que, desde la salida del PP del equipo de Gobierno, ha tomado la gestión municipal.

“Cabe recordar que PSOE y Mesa no sólo no admitieron ante los ciudadanos que se negaban a cumplir el código ético” con la salida de Espina Bejarano del equipo de Gobierno, como habría sido preceptivo tras su procesamiento por delitos contra el medio ambiente y prevaricación, sino que además “usaron una excusa tan vil como afirmar ante la opinión pública que las concejalas eran expulsadas porque no trabajaban”, una “falsedad” que, por otro lado, “no se creyó nadie”.

Aquello no fue más que una pequeña muestra de lo que estaba por venir, del “auténtico talante que están demostrando día a día estos señores que con sus actos manchan el nombre de la política y de lo que debería ser la vocación de servicio público”. La maniobra para aprobar por la tremenda el convenio de la depuradora de Matalascañas, con un Pleno convocado con tan sólo 20 minutos de antelación a sabiendas de que así no podrían estar los concejales de la oposición, la imposición de unos presupuestos que se han negado a negociar de forma seria o el trato despectivo que dispensan al resto de ediles quienes se sientan en la presidencia del Pleno son sólo algunos ejemplos.

Pero lo más preocupante es “la inestabilidad y el desprestigio a los que están condenando a una institución de la importancia del Ayuntamiento de Almonte”, el gestor de los destinos de uno de los pueblos más importantes de Andalucía que, “ahora mismo y con estos ediles en el poder, sólo puede aspirar a la crispación y la incertidumbre”. 

Por último, Miguel Ángel Jiménez ha querido agradecer a las tres concejalas el que, “a pesar de los sinsabores y del trato tan grosero que recibieron hace un año y en otras ocasiones durante estos meses, sigan al pie del cañón defendiendo los valores democráticos, la pluralidad, la eficacia y el compromiso”, con un discurso serio y constructivo “del que muchos deberían tomar buena nota”.

Sigue leyendo

Actualidad